La electrónica de vehículos es un área cada vez más amplia. La formación en este sector está avanzando y convirtiéndose en un estudio mucho más específico. Los motores electrónicos son cada vez más importantes para todos los medios de transporte. Tan solo es necesario que nos fijemos en la cantidad de dispositivos que funcionan electrónicamente y que encontramos en un turismo. Los estudios de electrónica nos abren un campo laboral cada vez más solicitado, competitivo y con aún muchas vacantes por cubrir.

¿Cómo empezar a formarse en electrónica de vehículos?

Si queremos convertirnos en mecánicos de coche de calidad, tenemos que formarnos. Los cursos iniciáticos pueden ser gratuitos y fáciles, pero la electrónica es un campo que hay que conocer bien para poder ofrecer resoluciones competentes frente a otros trabajadores. La meta será convertirnos en los mejores identificando y diagnosticando una avería, su localización y el tipo de impacto en el sistema electrónico. El resto de las cosas son secundarias y las iremos aprendiendo e implementando gracias a los medios y a la experiencia.

Salidas laborales de las electrónicas en vehículos

Podemos encontrar buenas oportunidades laborales en el mundo electrónico. Las empresas de electrónica de coches buscan nuevos perfiles de forma continua. En este sector, como en casi todos, se intenta integrar la tecnología de una manera progresiva y constante, y actualizar la plantilla. En los nuevos trabajadores claro que se busca experiencia, pero sobre todo ganas de aprender. También se requiere adaptación y la implantación de nuevas formas de trabajo.

Por eso, continuar estudiando mientras se trabaja es la mejor opción para progresar en una compañía de electrónica para coches. Cuando se trata de buscar nuevas capacidades electrónicas, no debemos pensar únicamente en personas recién llegadas al sector. Muy al contrario, nos conviene impulsar a profesionales interesados en el área, independientemente del tiempo que lleven dedicándose al trabajo. No solo debemos impulsar la formación inicial de electrónica, sino la continuada para poder mejorar.

Las salidas laborales, por lo tanto, son extensas y se buscan personas con perfiles variados. Debemos centrarnos en currículos que contengan formación en electricidad y electrónica de automóvil específicamente, aunque son valorables los conocimientos relacionados con otros sistemas a motor. Los cursos de control eléctrico en el vehículo o relacionados con el electromagnetismo también suelen ser bienvenidos para los puestos de responsabilidad o de trabajo manual directo. Las funciones principales acostumbran a ser las siguientes:

  • Resolución de averías en general.
  • Localización de fallos en el control eléctrico.
  • Solución en los actuadores del sistema.
  • Resolución de averías en los sensores de los sistemas electrónicos.

En conclusión, la electrónica de vehículos es un sector laboral en auge. Su implantación está llevándose a cabo al ritmo de las nuevas tecnologías, que no paran de favorecer su desarrollo. Si vemos los resultados que se están consiguiendo, debemos motivarnos para continuar nuestra formación electromecánica de por vida, incluso si ya trabajamos dentro del área. Además, los accesos a nuevos puestos de trabajo mediante la escalada laboral están resultando cada vez más interesantes para los profesionales del sector.

  • Diagnosticar bien es la clave para ser un buen mecánico, por eso debemos estudiar constantemente
  • Debemos conocer el mercado laboral antes de meternos en el mundo de la electrónica de vehículos
  • La formación en electrónica, electricidad o electromecánica nos viene bien para el mundo del vehículo